Moldavia, entre la frontera y el conflicto (III)

4978_unnamed-1

Lo prometido es deuda como se suele decir y algo tarde pero tras superar varios compromisos ineludibles nuestro compañero Savićević nos deja la tercera entrega del articulo sobre Moldavia. En el narra el periodo democratico liberal tras el fin de la URSS y la guerra de Transnistria, etapa marcada por la consolidacion de una nueva burguesia que al amparo de las instituciones vera crecer una oligarquia corrupta y con pocos escrupulos, como no aliada de los interes occidentales que no dudaran con amagar violentamente contra al surgimiento de una alternativa de la izquierda postcomunista. 

Texto de Savićević

                                                                             

                                                        Durante la guerra, el gobierno moldavo había sido presidido por Mircea Ion Snegur, un agrónomo de origen campesino que ostento cargos directivos en la administración soviética y en el Partido Comunista Moldavo; en 1990 saldría elegido presidente del Soviet Supremo de la entonces República Socialista Soviética de Moldavia. Con el desplome de la URSS, renuncio a su militancia comunista y se transformo en un nacionalista moderado de tendencia liberal, concurriendo como único candidato a los primeros comicios presidenciales tras la independencia del país, el 8 de diciembre de 1991, y en los cuales fue elegido presidente con el 98,2% de los votos. Con Snegur en el poder y dentro del proceso para el armisticio en el que también se vera involucrada Ucrania, Rusia y Moldavia firman un acuerdo para la retirada de tropas rusas (14º Regimiento) de la región independizada Transnistria, que debiera de haber sido ratificado en 1994 por el Parlamento ruso, hecho que todavía no se ha producido, aunque en 1995 el gobierno de Moscu redujo sus tropas hasta las 2.500 personas.

La posguerra y el inicio del periodo democratico liberal
El periodo de la posguerra estará marcado por un aumento considerable del sentimiento favorable de la población moldava a la unificación con Rumania, aunque en líneas generales el espectro político se dividió entre las fuerzas favorables a la unificación (nacionalistas agrupados en el Frente Popular de Moldavia FPM- Frontul Popular din Moldova) y quienes insistían en la independencia (liberales, socialdemócratas o social liberales y socialistas). En 1994 esta tendencia a la unión con Rumania decae, cosechando sus partidarios una serie de derrotas electorales. En febrero de ese mismo año el centrista y reformista Partido Agrario Democrático de Moldavia (PDAM Partidul Democrat Agrar din Moldova), conformado principalmente por ex-funcionarios soviéticos y dirigido por Snegur, gana las elecciones con mayoría parlamentaria y ese mismo año se celebra el referéndum sobre la unidad con Rumania, resultando triunfador el si a la independencia y el no a la unión por una amplia mayoría que tendra como resultado la entrada en vigencia de una nueva Constitución de tipo occidental (Estado de derecho, propiedad privada…) que reemplazara a la soviética de 1979.

Tras ser aceptada en la ONU en 1991, Moldavia pasara a integrarse junto a las restantes republicas soviéticas (a excepción de las bálticas y de Georgia que lo hará en 1993, aunque saldrá en 2009 tras el conflicto en Osetia) en la la Comunidad de Estados Independientes (CEI Содружество Независимых Государств), entidad que se erigió como recambio a las estructuras de la URSS aunque comparable a la Unión Europea por su carácter supranacional. Desde su creación durante el periodo del neoliberal Boris Yeltsin, se han firmado entre sus Estados miembro numerosos acuerdos acerca de cooperación económica, defensa, relaciones internacionales y seguridad colectiva, aunque su trayectoria esta jalonada por numerosas lagunas en cuanto a su operatividad y eficacia. El historiador y geógrafo Higinio Polo en su trabajo “Rusia y la CEI: Habitaciones vacías” resume el camino económico emprendido por los territorios ex-soviéticos tanto a nivel nacional como en la configuración de la CEI:

“En todas las repúblicas, las nuevas burguesías creadas en el proceso de cambios hacia el capitalismo, no tienen en general una visión global de las relaciones internacionales, y sus intereses pasan apenas por la conservación del poder y la acumulación de riquezas gracias a la vieja propiedad colectiva y a la explotación actual de los recursos naturales.”

rusia-mapa

Gerra hotza bukatutzat ematea gehiegikeritzat hartu daiteke ikusirik nola natur baliabidetan hain aberatsa den Errusiar Federakundea inguratzen duten herrialde sozialista ohietan, Moldavia barne, mass mediek “iraultza askatzailetzat” aurkezten dizkiguten kolpe neoliberal atlantistak ugaritzen diren, Mendebaldeko interesen mezederako eta nola ez atzerriko potentzien eskusartzearekin. (Argazkia:lahistoriadeldia.wordpress.com)

“A lo largo de la década de los noventa del siglo pasado, bajo Yeltsin, el desgobierno y el latrocinio trajeron como consecuencia el retroceso de la influencia política rusa en todas las repúblicas, así como la radical reducción de los intercambios económicos. Se produjo una verdadera desintegración: se calcula que dejaron de funcionar más de trescientos sectores industriales, lo que hizo aumentar la importancia relativa del sector energético destinado a la exportación y redujo de forma radical la fabricación de maquinaria industrial y bienes de equipo. Todavía en 1994, un ya marginado Gorbachov (que seguía sin reconocer su desastroso papel en la desaparición de la URSS) insistía en la conveniencia de la reintegración de las repúblicas soviéticas, creyendo que Clinton aceptaría esa posibilidad si era el deseo de la población. En realidad, tanto el gobierno Clinton, como el de George W. Bush dinamitaron cualquier intento de aproximación entre las repúblicas de la CEI gracias a su penetración e influencia en prácticamente todas las áreas de gobierno de los diferentes países. El desastre estratégico que, en todos los órdenes, supuso la etapa yeltsiniana para Rusia permitió no sólo el aumento de la influencia norteamericana sino también el de países del área islámica como Turquía, Irán y Arabia.”

En Moldavia este proceso de cambio abiertamente capitalista se concretara en una serie de programas de privatización de empresas publicas que el gobierno del presidente Snegur acelerara a partir de 1995, facilitando además el ingreso de capitales extranjeros. En líneas generales la gobernanza de Snegur estará marcada por numerosos desencuentros institucionales e incluso internos dentro de su propio partido: el papel de los candidatos, temas lingüísticos, poderes legislativos, orientación diplomática… tanto es así que el primer ministro, el presidente del parlamento y el propio presidente del país abandonan la formación para fundar el primero un partido abiertamente pro rumano mientras que los otros dos formarían parte de un partido interétnico (muchos de sus miembros son nacidos en Transnistria) de centroizquierda que hacia del pragmatismo su bandera.

En diciembre de 1996 Snegur pierde las elecciones al no recibir el apoyo esperado a sus medidas económicas, sucediéndole en el cargo el ex-presidente del Parlamento Petru Lucinschi (independiente) con el 54% de los votos, convirtiéndose así en el nuevo presidente de Moldavia a comienzos de 1997 y reivindicando la dualidad latino-eslava del país y en lo económico un modelo de mercado socialmente orientado. Al año siguiente el Partido Comunista de Moldavia* (PCM- Partidul Comuniștilor din Republica Moldova) de ideología eurocomunista (socialdemocracia, neutralidad en la contienda OTAN-Rusia, favorable a la viabilidad de Moldavia como Estado, alienado con la UE, poco nostalgica de lo sovietico…) y que concentra sobre todo el voto de la minoría rusa por lo que se inclina al entendimiento con este país, obtiene la mayoría parlamentaria en las legislativas, un hecho que marcara el devenir político económico y social en los años posteriores.

90566693

Moldaviako Alderdi Komunista (PCM- Partidul Comuniștilor din Republica Moldova) da Balkanen muturrean aurkitzen den herrialde honetako ezkerreko alderdirik indartsuena. Geopolitikaren zentru zentrutik, benetazko sozialdemokrazia, nolabaiteko justizia soziala, kultur aniztasuna eta merkatu ekonomia uztartu nahi dituen indar politikoa. (Argazkia: http://imbratisare.blogspot.com.es)

En 1999 el presidente tratara de abrir una nueva etapa de privatizaciones para lo que su gabinete convocara un referéndum con el objetivo de realizar cambios constitucionales, cambios que aunque aprobados por los votantes son rechazados por el Parlamento. Pese a todo, el gobierno pondrá en venta el monopolio de las telecomunicaciones y el sector eléctrico, que según parece presentaban considerables ineficiencias en su funcionamiento. Durante su mandato también impulso un alineamiento de países de la CEI, denominado GUAM, formado por Georgia, Ucrania y Azerbaidzhán (en 1999 se les sumó Uzbekistán, ampliando la sigla a GUUAM), dispuestos a desligarse al menos parcialmente de sus dependencias de la Federeacion Rusa y a coordinarse en proyectos en los capítulos económico y de seguridad, con la mirada puesta en las estructuras euro-atlánticas.

En julio del 2000 el Parlamento anulara la elección directa del presidente por lo que a partir de entonces será elegido por el Parlamento por un periodo de 4 años. Al año siguiente se celebraran las elecciones parlamentarias alcanzando el PCM 71 escaños de los 101 posibles, gracias a una campaña centrada sobre una plataforma de protección de los derechos humanos, la continuación del proceso democrático iniciado tras el fin de la URSS y la defensa de la garantía de que l@s moldav@s tengan alimentación adecuada, empleo y atención medica. Por otra parte una de las primeras medidas adoptadas por el nuevo gobierno estará, como no, relacionada con el tema lingüístico, en este caso la relacionada con la obligatoriedad del ruso en la enseñanza (un 30% aproximadamente de la población lo habla).

Hay que señalar que la etapa democrática-liberal de Moldavia estará considerada de las mas transparentes, en cuanto a funcionamiento electoral etc.… de todos los Estados post-soviéticos, con la diferencia de que la lucha política en vez de girar en torno al eje izquierda-derecha (ambas europeistas) lo hará en el eje nacionalistas rumanos-moldavos aunque una parlamentaria comentaba a un medio de comunicación que «…si nos fiamos de los sondeos, la población rusófona vota por los partidos prorusos y los que hablan rumano eligen los partidos pro europeístas, a favor de la UE». Añade: «Podemos incluso hacer grupos teniendo en cuenta su fe religiosa dentro de las iglesias ortodoxas rumanas o rusas».

La etapa eurocomunista y un nuevo tensionamiento de la cuestión fronteriza transnistria

En 2003 desde Moscu se lanza la propuesta de federalizar Moldavia para así dar oficialmente cierta autonomía a Transnistria y desahogar el conflicto, pero el gobierno se niega. A su vez desde las filas nacionalistas se responde con movilizaciones en la calle, antes y después de la negativa de Voronin al que acusan de querer acercarse a Moscu, que recordemos contaba en la zona con un contingente de 2.500 soldados y un gran deposito de misiles y artillería. Desde las filas comunistas acusaron directamente a Washington y la UE de querer utilizar la amplia inestabilidad de la zona para expandir su influencia, un aspecto este, que cuenta con el precedente de la guerra y que como veremos mas adelante volvera a repetirse.

En 2004 la Federación Rusa se mostrara dispuesta a retirar sus tropas de Transnistria siempre y cuando se diera una solución acordada del conflicto. En julio se volverá a producir un nuevo estallido de la tensión que tendrá al idioma como protagonista cuando las autoridades transnistrias cierren una serie de escuelas que utilizaban en sus aulas el alfabeto latino (oficial en Moldavia) en lugar del cirílico –considerado el oficial por quienes defienden la independencia transnistria. Esto servirá de excusa al gobierno central para imponer sanciones económicas a Transnistria.

En marzo de 2005, en vísperas de las elecciones, el gobierno expulsa a 20 ciudadanos rusos a los que acusa de espionaje e impide la entrada a otros 100 observadores de la misma nacionalidad. Las elecciones las ganara de nuevo un PCM cada vez mas escorado hacia la UE. Semanas mas tarde el Parlamento tras una sesión especial para discutir un plan para la región propuesto por el presidente ucraniano, Viktor Yushchenko, exige a Moscu retirar todas sus tropas para 2006.

La obediencia hacia la UE también se podrá observar en la cuestión del control del contrabando cuando el gobierno comienza a exigir en marzo de 2006, que todos los productos que entraran al país – incluidos los que hacían desde Ucrania por Transnistria – tuvieran documentación aduanera en regla. Las autoridades transnistrias se tomaron la medida como una sanción económica encubierta. A su vez el gobierno moldavo denunció que la decisión de Moscú de suspender la importación de vino moldavo –arguyendo motivos sanitarios tenía motivaciones políticas.

La gestión económica de los eurocomunistas del PCM con Vladimir Voronin como presidente, pese a las acusaciones de clientelismo y corrupción por parte de la oposición, fue exitosa ya que teniendo como objetivo la integración en la UE, con la que se rubricaron varios acuerdos, conseguieron estabilizar el país que estaba en parte devastada y bajo la influencia del crimen organizado. Siendo uno de los países mas pobres de Europa su economía creció un 59% desde el 2001 y en el año 2008 el PIB subía un 7% mientras la inflación bajaba hasta el 7%. Pero el dato que mas destaco seria el descenso del índice de pobreza entre la población. El dato mas negativo en cambio seria el descenso de la producción industrial un 26%.

El intento de golpe de Estado
En 2004 se va a producir en Ucrania la llamada Revolución Naranja, un movimiento político de masas, con importante presencia de ONGs y asociaciones estudiantiles y que como en Georgia (2003) se fue repitiendo en los años posteriores en una serie de países del espacio post-soviético Kirguistan (2005), Bielorrusia (2006) Armenia (2008) Ucrania (2014)… o que mantenían algún tipo de alianza o protagonismo geoestratégico con la Federación Rusa como Túnez, Líbano… En Moldavia este movimiento de corte liberal y pro atlantista que al igual que los anteriores es señalado como una operación encubierta de la CIA, Fundación Soros y otros organismos vinculados al capitalismo estadounidense tuvo su versión local en la primavera del 2009.

moldova-incendio-parlamento-ap-lapresse-324

2009ko gertaeretan izandako biolentzia ez zen heldu Europa Ekialdeko beste toki batzuetan eman diren antzeko gatazken neurrira ala ere manifestarien sektore batzu (Moldavian eskuin muturrak indarra izan badauka) eurokomunistek gidatzen zituzten instituzioen eraikinak erasotu zituzten, Parlamentua tartean (Argazkia: http://www.ilsole24ore.com)

La rebelión cívica moldava o revolucion twiter, como la han querido presentar los mass media, se produce en un contexto político marcado por varios hechos; por un lado el repetido afán del Estado rumano de influir en la política moldava y es que en vísperas de las elecciones gubernamentales moldavas de abril del 2009, el gobierno rumano tomo la medida de introducir un procedimiento rápido y sencillo para que los moldavos puedan recibir pasaporte rumano. Esta medida disgusto de sobremanera tanto al gobierno de Chisinau como a la UE, mas aun teniendo en cuenta que al ser frontera de la UE, las autoridades de Bucarest tienen la obligación de tener medidas estrictas en el tema de los visados, dobles nacionalidades; la cuestión adquiere tintes hipócritas pues el gobierno rumano puso el grito en el cielo cuando Hungría quiso hacer lo mismo con los húngaros de Transilvania (Rumania).

Por otro lado citando fuentes lituanas, medios de comunicación rusos destaparon varios casos de ingerencia extranjera en los asuntos moldavos. Estos casos salpicarían al ministerio de AAEE del país báltico, acusado de financiar actividades de la oposición con el objetivo de “democratizar” Moldavia, pese a que esta considerado como uno de los países mas democráticos. Estas actividades se dieron conjuntamente a las declaraciones del primer ministro lituano pidiendo el voto a la oposición. La mismas fuentes también habrían acusado a la estadounidense Fundación Soros de financiar a la oposición moldava a través de su oficina en Chisinau. No fueron los ultimos casos.

Tras hacerse públicos los resultados del 5 de abril que daban como ganador al PCM con casi el 50% de los votos y en los que los observadores internacionales allí desplazados no observaron fraude (mas que una pequeña irregularidad en un distrito), la oposición, que hace gala de su ultra occidentalismo, con el Partido Demócrata Liberal de Moldavia (PDLM Partidul Liberal Democrat din Moldova) a la cabeza no acepta su derrota (12,24%) y llama a las protestas. El lunes cientos de jóvenes adolescentes y universitarios salen a las calles y el martes serán unas 40 mil las personas que entre consignas comunistas se manifiestan frente al parlamento y la oficina presidencial. Un sector de los manifestantes tomo el edificio del parlamento y la oficina presidencial, rompiendo ventanas e incendiando el mobiliario… y Reuters informaba de la llegada masiva, en autobuses repletos, de gente de Rumania para apoyar a los manifestantes.

1022549053

Transnistriako auzia ez da inolaz ere ez itxi, Moldaviaren zatia izanik, bere independentzia aldarrikatu zuen herrialde “eslabiar” txiki honek geoestrategikoki duen pozizioak Errusiar Federakundearen bake lanak areagotu ditu. Udaberrirako espero dira negoziazioak berriro. (Argazkia: sputniknews)

Teniendo en cuenta que todo el arco parlamentario se sitúa a favor de la integración en la Unión Europea, algo a lo que aparentemente no favorecería la revuelta, la crisis desatada tendría como objetivo principal impedir la viabilidad de Moldavia como Estado independiente (con unas bases multiculturales contrarias a los deseos de los nacionalistas rumanos) lo que tendría como resultado la no integración en Rumania. La misma argumentación defendió Voronin, acusando a Rumania de estar implicada en los disturbios y expulsando a su embajador para acto seguido aprobar la implantación de un régimen de visados con este país. El presidente Voronin, en un mensaje del día 7 de abril, describió los eventos en la capital como un golpe de estado organizado por “un reducto de fascistas embriagados por la ira” e hizo un llamamiento a Occidente para recibir ayuda en la restauración del orden y poner fin al conflicto, pese a que algunas informaciones volvían a situar los intereses estadounidenses instigando en el país para que la revuelta se produjese. El parlamento gagauzo también mostró su preocupación y apoyo al gobierno central.

Finalmente la oposición bloqueo la elección y forzó las elecciones anticipadas de junio, volviendo a ganar los eurocomunistas con mas del 40% de los votos, pero sin lograr la mayoría en el parlamento. La oposición coaligada en Alianza para la Integración Europea (AIE- Alianța pentru Integrare Europeană) conformado por el Partido Liberal Democrático (PLD-Partidul Liberal Democrat), el Partido Democrático (Partidul Democrat) y Partido Liberal (Partidu Liberal) formaría gobierno “en funciones” con los liberales Vlad Filat como primer ministro y Mihai Ghimpu en la presidencia, aunque sin alcanzar un acuerdo para la elección presidencial. La Alianza decide entonces cambiar las reglas de juego una vez fracasado el golpe y en septiembre de 2010 celebra un referéndum sobre si cambiar la forma de elección del presidente de la Republica, que hasta entonces era elegido por el Parlamento tras las elecciones parlamentarias. La consulta fracasa tras ser boicoteada por los eurocomunistas, que lanzan consignas contrarias a la participación, que solo alcanza el 30% (790.000 electores).

En el año 2010 se celebraron unas nuevas elecciones parlamentarias anticipadas, saliendo nuevamente vencedores los eurocomunistas con el 39,3 % de los votos, pero los partidos que componían la Alianza neoliberal recibieron en conjunto el 52,1 % de los votos aunque sin conseguir los escaños necesarios para la investidura (61 de 101). En este punto es donde entran en escena los trásfugas del PCM entre los que destaca el ya ex-comunista Marian Lupu (líder ahora del conservador Partido Democrático) que cerró las puertas a un acuerdo con los eurocomunistas. En lugar de ello llegaría a un acuerdo en el seno de la Alianza para la investidura de un gobierno interino, siendo Lupu proclamado presidente en enero de 2011 prolongándose asi el estancamiento político-administrativo que incluiría el escándalo suscitado por el apoyo al nuevo gabinete (fuera de plazo) de tres diputados que habían expulsado del PCM, pero que no abandonaron sus bancas, consiguiendo así los 62 votos para elegir a Nicolae Timofti presidente por un período efectivo reeditando el pacto en diciembre de 2014.

El 29 de noviembre de 2013 se celebrara en Vilnius (Lituania) una cumbre en la que Moldavia firmó un nuevo acuerdo de asociación con la Unión Europea denominada “Asociación Oriental” de la UE con los países ex soviéticos, tras lo cual ha emprendido una serie de reformas significativas aunque el centro del debeate se situa en el tablero geoestrategico y prueba de ello son las declaraciones del presidente rumano al señalar que Rumania haría todos los esfuerzos para que Moldavia pudiera unirse a la UE lo antes posible, añadiendo que la unificación seria el siguiente “proyecto nacional” de Rumania.

El nuevo gobierno ha provocado una regresión en los avances sociales logrados con el gobierno eurocomunista y en consonancia con ello y al igual que muchos otros países ex-socialistas comenzó a tomar una serie de medidas encaminadas a desprestigiar y también criminalizar al comunismo (como su proyecto de prohibir sus símbolos), practicando un revisionismo histórico para reorientar la historia de la Republica de Moldova, suavizando hasta trasgiversar las ocupaciones del territorio moldavo de la Alemania nazi y la fascista Rumania en 1941 y mostrando la victoria del Ejercito Rojo sobre las fuerzas del Eje como una ocupación extranjera.

moldavia

Moldavia Europako herrialderik txiroenetakoa da (Argazkia: http://www.taringa.net)

A comienzos del 2015 estalla la enésima crisis política debido a un escándalo multimillonario de corrupción que salpica al Gobierno; con un PIB de unos 8.000 millones de dólares se destapa que han desaparecido nada menos que 1.000 millones de dólares de sus tres principales bancos (Banca de Economía, Unibank y Banca Sociala) poniendo al borde del colapso a las entidades y al país entero, salvado gracias a la intervención del banco central. Posteriormente, entre numerosas y multitudinarias movilizaciones y acciones de protesta de marcado caracter antioligarquico que se vienen alargando en el tiempo y que reúnen a todos los sectores étnicos y políticos de la población se ha sabido que podrían estar implicadas algunas de las personalidades más relevantes de una depauperada república que a tenido mas de media docena de primeros ministros en el ultimo año.

El 15 de octubre pasado, el ex primer ministro, Vlad Filat, fue detenido por la Oficina Anticorrupción y tendrá que declarar en el asunto de los miles de millones volatilizados, deteriorando aún más la reputación de la clase política moldava

Moldavia en la actualidad
En la actualidad el país esta considerado si no el mas pobre, uno de los países mas pobres del continente europeo, con una renta per capita de 2550 dólares (2310€) por habitante, aunque eso no impide que por las calles de su capital puedan verse lujosos automóviles. Según el índice de desarrollo humano (IDU), Moldavia ocupa el lugar 114 de la lista, una posición muy alejada de sus países vecinos: Rumania ocupa el puesto 54 y Ucrania el 83. Su economía esta copada principalmente por productos o marcas rumanas, turcas o rusas (solo hay un McDonals en Chisinau y no es posible encontrar empresas como Apple o H&M). Administrativamente aunque las estructuras estatales están parcialmente descentralizadas, lo cierto es que los alcaldes reciben las subvenciones estatales en caso de que sean del mismo color político de quien gobierna en Chisinau. Y por si esto no fuera suficiente hay recordar que Moldavia perdió mil millones de dólares de dinero público el año pasado, es decir el 12.9% de su PIB se esfumó.

chisinau

Chisinau hiriburua zuhaitz eta parke ikusgarriez beteriko hiria da eta askoren ustez Europako hiri berdeen artean garrantzitsuenetakoekin lehian ez zen atzean geratuko (Argazkia: http://www.iha.com)

A día de hoy Moldavia se encuentra en una complicada situación económica después de que la UE y el Banco Mundial dejaran de financiar el país. En septiembre del año pasado una misión del FMI visitó Chisináu pero la entidad supranacional no insuflara divisas a la maltrecha economía moldava, situación en la que los agricultores serán los mas perjudicados ya que con la sequía del 2007 sufrieron grandes perdidas y no recibieron apoyo del Estado, además de que se enfrentan a problemas a la hora de hacer frente a los créditos. Ese año resulto ser la peor sequía en 50 años ya que la falta de precipitaciones afectó al 80% del territorio; además, en julio las temperaturas rondaron los 40 grados durante dos semanas consecutivas. El gobierno del eurocomunista Voronin decretó que las importaciones de trigo, harina y cebada dejarían de pagar aranceles con la intención de garantizar la producción de pan, base de la canasta familiar. A su vez, el gobierno solicitó la ayuda inmediata a la comunidad internacional para evitar una crisis alimentaria, ya que la mayor parte de la producción del país se había perdido.

En declaraciones a Spútniks News la vicedirectora del Centro de Estudios Estratégicos y Reformas moldavo, Elena Gorélova, afirmo que en la actualidad la economía de Moldavia se caracteriza a nivel externo por un lado, por el bajo potencial de las exportaciones al mercado europeo, así como por la falta de capacidad competitiva de sus productores nacionales también a la hora de beneficiarse del régimen de libre comercio con la UE. Mientras, a nivel interno, serian la caída del poder adquisitivo de la población y la reducción de la demanda interna, sus principales características. Según la experta del centro de análisis moldavo en 2016 no se darán condiciones para que se reanude el crecimiento económico del país siendo mas que probable que suban los precios, provocando a su vez una reducción de los ingresos reales de sus habitantes. Por si fuera esto poco, también hay economistas que auguran un aumento del gasto industrial.

INFO EXTRAIDA DE LAS SIGUIENTES WEBS Y BLOGS:

sputniksnews.com, cafebabel.com, Pravda, Nové Slovo, Népszabadság, Index , Regnum.ru, Kissebség kutatás, Gaur 8, Un vallecano en Rumania, El economista, Cartas del Este, wikipedia

 

 

About Drina Zubia Kultur Elkartea

Drina Zubia Kultur Elkartearen izaera: hego-eslaviar herriei buruzko euskal elkarte bat da.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s